A veces nos pasan por delante grandes oportunidades que no somos capaces de identificar .

Los excedentes son a menudo un claro ejemplo de ello.